viernes, 27 de junio de 2014

El funcionamiento de nuestra mente. Pensamiento Lateral.

Esta entrada y la siguiente serán tal vez para algunos/as puramente teóricas, en efecto sería correcto decir que practicar y entrenar en el uso del Pensamiento Lateral para teorizar y no poner en práctica sería un sinsentido, sin embargo, dando por sentado que quién se tomará el tiempo para leer estas entradas está interesado/a en el tema diré que, si uno está dispuesto a invertir tiempo bien haría en conocer ciertas bases teóricas, ya que, una vez comprendidas se comprenderá mucho mejor el sentido de los procesos creativos que plantea De Bono, se verá incluso antes de comenzar a practicarlos su utilidad, y luego, una vez ya en la práctica de los mismos se tendrá mejor idea de sus ventajas y limitaciones respecto de lo que podríamos llamar "pensamiento secuencial lógico".

Nos hemos/han educado y formado para pensar de cierto modo, incorporando una serie de estructuras, si se comparase nuestra mente a un ordenador (cosa que si se hace de modo literal me parece absurda) digamos que tenemos un modo de "iniciar sistema" ante los problemas y situaciones que nos presenta nuestra vida en sus diversas áreas ...

Es innegable creo, que, dicha formación nos ha brindado numerosas ventajas, aunque, en la práctica luego, estos sistemas tienden a ser demasiado rígidos y nos terminan limitando ... Dice Edward De Bono "El Pensamiento Lateral es un intento de compensar dicha limitación sin menoscabo de las ventajas".

Nuestra mente ha sido entrenada para, y tiende a, "codificar", realizamos tantas tareas, desde las más pequeñas y simples a otras inmensamente más compuestas, tantas veces a lo largo de nuestra vida que, por un tema de "economía de recursos" la mente agrupa ciertas secuencias bajo "títulos" o "códigos" que luego son ejecutados de modo casi automático para no tener que pensar en cada oportunidad acerca de cada una de las diversas decisiones y pasos que requiere la tarea en cuestión.

Fuente de la imagen:

Estos procesos mentales nos permiten crear modelos a los cuales recurrir cada vez que identifiquemos una situación como parte de dicho "código" o secuencia incluida en un modelo.

Dice Edward De Bono "Para permitir una comunicación eficaz no es tan importante que los modelos posean una configuración correcta, como que sean de fácil identificación y uso".

Tendemos a creer que estos modelos constituyen algo así como "reflejos de la realidad" pero, sería más acertado decir que son "modos en que nuestra mente ha aprendido a reaccionar ante ella", y eso no es un "detalle" es algo muy significativo.

Dice Edward De Bono "El margen de error es muy grande al no constituir simples reflejos del mundo exterior. Cuando el mecanismo selector agrupa la nueva información. se basa en criterios subjetivos (miedo. hambre. sed. sexo. etc.), pero las reacciones ante el estímulo de dicha nueva información se basan exclusivamente en los modelos va existentes: no pueden reestructurarse ni ser alterados."

Nuestra mente no se limita a ordenar información entrante sino a incorporarla a modelos ya establecidos o bien a crear con esta nuevos modelos.

Continuaremos en la siguiente entrada para entrar luego ya a los aspectos prácticos del Pensamiento Lateral.


2 comentarios: